Casas sobre empeño, trío para desafiar gastos escolares